lunes, 21 de agosto de 2017
Sueldos Públicos. Transparencia y libertad en la red
Administración General del Estado     Autonomías     Ayuntamientos     Diputaciones     Internacional     Transparencia
Las Comunidades solo eliminan 136 de los 593 entes públicos previstos
Cantabria y La Rioja todavía no han suprimido institución alguna
Inés Calderón de Anta Inés Calderón de Anta
@ines_calderon
miércoles, 25 de julio de 2012, 10:17
  |  Corregir   |  Comentar

Las comunidades autónomas están tardando más de lo previsto en ejecutar sus planes de reducción de entes. Según el informe de reordenación, elaborado por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, de los 593 organismos que tenían que haberse suprimido en el primer trimestre del año, sólo 136 desaparecieron de forma efectiva. Es decir, de cada cinco entidades que iban a ser suprimidas, sólo una lo fue realmente.

De acuerdo con el informe, las autonomías tenían 2.251 entes adscritos a 1 de abril de 2012. Según el compromiso al que llegaron en el Consejo de Política Fiscal y Financiera del 17 de enero, el primero de la ‘era Rajoy’, debían haber reducido esta cifra hasta los 1.794. De esta forma, en lugar de haber rebajado el tamaño del llamado sector público empresarial en un 24,8 por ciento, lo hicieron en apenas un 5,7 por ciento.

Aunque ninguna comunidad aplicó a rajatabla lo firmado, hay una notable disparidad en el grado de cumplimiento. Por ejemplo, Cantabria no eliminó ni uno de los 23 organismos prometidos. La Rioja tampoco suprimió ningún ente, aunque en su caso, sólo se habría comprometido a recortar dos. Cataluña, la autonomía con más instituciones adscritas, también se quedó muy lejos de lo programado, al eliminar sólo 12 de los 66 entes programados. Una situación que también se repitió en Andalucía, donde el presidente, José Antonio Griñán, había anunciado la desaparición de 111 organismos. En el primer trimestre, sólo suprimió ocho.

Otra de las comunidades que había anunciado un plan muy ambicioso, Baleares, también lleva retraso en su aplicación. En el primer trimestre del año, en el que tenía previsto eliminar casi un centenar de organismos, sólo suprimió siete.

Cumplimiento dispar

El caso de Aragón es aún más difícil de entender. A pesar de haberse comprometido en enero a reducir en 17 organismos su sector empresarial, tres meses más tarde había añadido tres entes a los 112 que ya tenía.

Por el contrario, Castilla-La Mancha y Navarra fueron las que mayor grado de cumplimiento de sus programas alcanzaron. María Dolores de Cospedal suprimió el 37 por ciento de los organismos autonómicos en el primer trimestre, eliminando un total de 32. Yolanda Barcina, por su parte, cumplió casi en su totalidad lo prometido, al recortar 25 de los 26 entes previstos.

A pesar de los diferentes planes de reducción de entes, las comunidades autónomas apenas han eliminado 186 desde que comenzó la crisis. El máximo se alcanzó en enero de 2010, cuando controlaban 2.437. Cataluña y Andalucía son, con diferencia, las autonomías con más organismos dependientes.

 



 
 
Comentarios
Escriba su opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Más noticias
Urkullu cobró en junio más que un camarero en todo el año
El sueldo del diputado catalán, Germà Gordó
La nómina de un diputado de Podemos, en concurso de acreedores
El nuevo director de los Mossos d’Esquadra cobrará 5.100 euros brutos más que el presidente del Gobierno
Cuando las deudas se ‘comen’ el sueldo y acabas en una lista de morosos
Diario Siglo XXI, medio colaborador de Sueldos Públicos
Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
    ® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España
Sueldos Públicos. El primer diario que informa del salario de los políticos en España Siglo XXI. Diario digital independiente, plural y abierto Viajes y Lugares - Descubriendo el encanto del mundo Display. Revista sobre el mundo de la telefonía móvil Tienda Siglo XXI. Smartphones y tabletas Grupo Siglo XXI Grupo Siglo XXI