sábado, 28 de mayo de 2022

​Albert Rivera: El político que planteó un sueldo de hasta 300.000 euros brutos anuales para el presidente del Gobierno, no quiso ser vicepresidente ni consiguió ser líder de la oposición

El expresidente de Ciudadanos ha estado 13 años en política

@sueldospublicos

Albert Rivera cobró sueldos públicos en política entre 2006 y 2019. 13 años. Antes trabajó como letrado en La Caixa. Tras su dimisión como presidente de Ciudadanos y renunciar al escaño obtenido hace tres años, después de la debacle de las elecciones generales, fichó por el bufete de abogados Martínez-Echevarría, pero parece que la relación profesional se ha roto ahora y el cruce de comunicados y declaraciones por “bajo rendimiento” o “incumplimiento de contrato” ha saltado a los titulares de la prensa tras avanzarlo El Confidencial. 


Tanto Rivera como el exdiputado ‘naranja’ y compañero de bancada, José Manuel Villegas, reclaman el sueldo hasta 2025, pero los usuarios de Twitter le han recordado lo que defendía hace unos años sobre las relaciones laborales y la regulación del despido.

Rivera llegó a decir que “la plena indemnización en el despido sería desde el séptimo año del trabajador”. Además, en un desayuno informativo de Europa Press afirmó que “el único objetivo de un trabajador cuando firme un contrato de estos nuevos es hacerlo bien, formarse y seguir trabajando y el único objetivo de la empresa va a ser evaluar el trabajo del trabajador y si está contento, pues, lógicamente, seguirá trabajando en esa empresa”. Pedía más flexibilidad y 20 días de indemnización por año trabajado. Ahora pide 500, tal y como ha informado Eldiario.es.


Albert Rivera


Rivera ha sido diputado autonómico en el Parlament de Cataluña durante nueve años, entre 2006 y 2015 y ocupó un escaño en la Carrera de San Jerónimo entre enero de 2016 y otoño de 2019. El partido que llegó a presidir le pagaba un sueldo por sus tareas orgánicas y su grupo parlamentario, otro, además del que percibía como diputado por Madrid. Lo pudimos comprobar en junio de 2019 al hacerse públicas las declaraciones de bienes y rentas de sus señorías.


En 2018, Rivera percibió 41.373 euros del "Congreso de los Diputados"*. Y “Ciudadanos Partido de la Ciudadanía” le pagó 48.000 euros. Son 12 pagas de 4.000 euros. Pagó 30.747 euros de IRPF y tenía 4.500 euros en depósitos. Entonces debía 308.600 euros de dos préstamos hipotecarios. Este digital se puso en contacto con el Grupo Parlamentario ‘naranja’ para confirmar si las cantidades reflejadas como ingresos son brutas o netas. Nos confirmaron por escrito que eran netas. Eso quiere decir que Rivera cobraba, además de su sueldo de diputado, un sueldo de su Grupo Parlamentario y otro como presidente del partido, como así también informó El Plural.


Atrás quedaron sus afirmaciones en una televisión en las que reconocía que su sueldo venía a ser de unos 3.000 euros netos. Por aquel entonces proponía más transparencia en las remuneraciones de los políticos y que se tributase por toda la cuantía, no como ahora, que la indemnización para gastos de manutención y alojamiento es libre de impuestos y encima se cobra 14 veces al año, cuando está demostrado que hay diputados que durante varios períodos del calendario de sesiones no viajan a Madrid o incluso hay decenas que tienen casa en la capital, pero cobran los 1.921 euros mensuales por ser diputados de provincias.


Las propuestas

Resultó llamativa su propuesta de aumentar el sueldo del presidente del Gobierno a entre 250.000 y 300.000 euros brutos anuales. La formuló a mediados de noviembre de 2015, en un encuentro con internautas en El País, en plena precampaña electoral para el 20 de diciembre de ese año. Esa cifra multiplicaba, al menos, por tres, el sueldo del inquilino de La Moncloa en esa época (78.185 euros anuales. Ahora son 86.542 euros). La iniciativa no venía recogida en el programa oficial de la formación naranja y tampoco se insistió en los comicios de 2019. La cantidad supera la asignación del jefe del Estado. Felipe VI cobró 242.769 euros en 2018, según datos publicados por la Casa Real. En 2022, el jefe del Estado ingresará casi 259.000 euros de asignación.


En esa precampaña de 2015, insistió en el asunto de la subida de los sueldos de los políticos en varios medios. Así, en el programa deportivo ‘El Larguero’ de la Cadena SER, Rivera afirmó que “hay gente con la que quieres contar y no puede dar ese paso porque no le compensa económicamente, en política hay que hacer un voto de honradez, no de pobreza”. “Encima viene el populismo y dice que hay que cobrar 1.800 euros para ser alcalde de Madrid o Barcelona. Muy bonito cuando luego coloca usted a los asesores, a su primo, a su cuñado”, sostuvo.


Además, reconoció que cobraba 4.500 euros al mes y donaba el 10% al partido, que preside desde junio de 2006. Esa cifra se rebajó al 8%.  En 2020, en plena crisis de la formación, publicamos un artículo sobre el malestar creciente de algunos cargos que se negaban a donar la parte del sueldo público a la que estaban obligados.


Rivera habló de crear una tabla salarial -tampoco se ha sabido nada de esto desde entonces- y defendió que los alcaldes no cobraran más que el presidente del Gobierno, que en 2015 tenía el sueldo congelado desde hacía más de tres en 78.185 euros anuales.


Hay que tener en cuenta que los miembros del Consejo de Ministros no tienen derecho a pagas extraordinarias. Rivera pretendía que el sueldo que cobraba entonces Mariano Rajoy se asemejara más al de los mandatarios de nuestros países vecinos de la Unión Europea, que superan con creces los 100.000 o 200.000 euros anuales.


Rivera se negó a formar el primer ejecutivo de coalición con el PSOE en 2019. Aspiró a convertirse en líder de la oposición, superar al PP, llegar a tener una cartera ministerial y ser vicepresidente primero del Gobierno. Pudo aspirar a cobrar, hace tres años, 79.991 euros, que son 12 pagas de unos 6.500 euros.


Seguiría ganando más como diputado, porque no es compatible con lo que le pagaba el partido, que como ministro o vicepresidente. Rivera tenía tres ingresos. Por un lado, el de diputado, con una asignación constitucional básica de 14 pagas anuales de 2.982 euros brutos y otras 14 pagas de 917 euros libres de impuestos de indemnización. (sueldo de diputado ‘raso’ en 2019). Por otro, el salario que le pagaba su partido y el que le abona su grupo parlamentario, como ya hemos comentado.


Siendo vicepresidente del Gobierno ganaría mucho menos, porque son incompatibles estos tres ingresos con el sueldo que fija el BOE para el segundo miembro más importante del Ejecutivo. 

Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España