sábado, 21 de mayo de 2022

​El Instituto Catalán de Salud, investigado por un contrato de mascarillas que debió anularse, tiene ocho cargos corporativos que cobran entre 92.000 y 115.000 euros brutos anuales

La Oficina Antifraude de Cataluña investiga la compra de material sanitario a una empresa por valor de 35 millones de euros en plena pandemia

@sueldospublicos

El Instituto Catalán de Salud (ICS) tiene 28 altos cargos. Ocho de ellos son corporativos y tienen un sueldo público asignado de entre 92.000 y 115.000 euros brutos anuales cada uno. Todos cobran más que un ministro y 13 de ellos ganaban más que el presidente del Gobierno de España el año pasado. En total, más de 2,6 millones de euros en salarios, sin contar los costes de la Seguridad Social. El ICS se encarga de gestionar los grandes hospitales públicos y los ambulatorios de Cataluña. Son siete directores de atención primaria, seis directores de centros hospitalarios y ocho gerentes territoriales, además de los ocho corporativos mencionados.


Esta semana, el ICS es noticia porque la Oficina Antifraude de Cataluña ha informado de que el Instituto contrató, por vía de emergencia, los servicios de una empresa para la compra de material sanitario el 19 marzo de 2020 por valor de 60,6 millones de euros, aunque se hizo un abono anticipado de 35 millones un día después. La mercantil era Basic Devices, SL. En ese momento, España estaba confinada, sufriendo la primera ola de la pandemia por la Covid-19.


Mascarillas


Las investigaciones posteriores de Antifrau demuestran que el Govern de la Generalitat de Cataluña jamás debió haber contratado a esta empresa. En un comunicado, el ente fiscalizador argumenta que la administración pública catalana carecía de información relativa al origen y a los contactos preliminares al encargo de emergencia con la empresa mencionada. Es decir, no consta en el Registro Público de Contratos de la Generalitat de Catalunya ningún contrato adjudicado a mercantil, con anterioridad a lo que ha sido objeto de investigación y, por tanto, no había referencias previas objetivas de esta empresa.


Tampoco consta documentado ni el contenido ni el alcance de los temas tratados en los contactos preliminares realizados. No había fiabilidad ni garantía de la efectividad del aprovisionamiento del material a entregar. En pocas palabras, hicieron negocios, con dinero público, con una empresa que no conocían.


En el momento de la contratación, esta empresa no se encontraba inscrita como tal en el sistema de la Seguridad Social. Este hecho podría suponer un incumplimiento del Reglamento General de la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas.


De confirmarse este hecho, en el momento de recibir el encargo, Basic Devices, SL se encontraba en situación de prohibición de contratar, de acuerdo con lo que establece la Ley de Contratos del Sector Público. La firma tampoco tenía empleados a su cargo en el momento de recibir el pedido. Nos encontraríamos, por tanto, ante un contrato nulo.


Por otra parte, entre la documentación contenida en el expediente remitido por el ICS, se detecta una incongruencia de fechas en relación con el momento en que se realizó la declaración responsable de la empresa contratista sobre su capacidad, solvencia y representación, que, de confirmarse, señalaría otra prohibición de contratar.


Técnicamente, el abono anticipado de 35 millones efectuado el 20 de marzo de 2020 se realizó sin amparo legal, puesto que el artículo 16 del Real Decreto Ley 7/2020, de 12 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes para responder al impacto económico de la pandemia no habilitó a realizar abonos anticipados hasta el 28 de marzo de 2020. Sin embargo, el abono de aquella importante cantidad se hizo, sin que se encuentre en el expediente administrativo aportado por el ICS ninguna justificación documentada sobre la necesidad inaplazable e inevitable de hacerlo.


Responsables

Yolanda Lejardi es la actual directora gerente del Instituto Catalán de Salud, un ente dependiente del Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña. Asumió el cargo en junio de 2021. Empezó como enfermera en la Fundación Hospital de Mollet en Barcelona y luego pasó a enfermera familiar en el propio ICS. Según datos del Instituto, su retribución fue de 115.516 euros, similar al de un conseller, aunque ella cobró la parte proporcional correspondiente. 


No obstante, el responsable de autorizar este contrato investigado por Antifrau es el anterior director gerente, Josep Maria Argimon. Fue nombrado en junio de 2018. Venía de ocupar la subdirección del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut). Lo curioso es que desde mayo del año pasado es el conseller de Salud de la Generalitat y tiene un sueldo de 115.517 euros anuales.


Según los datos biográficos publicados tras su nombramiento, Argimon es licenciado en Medicina y doctor por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), especialista en medicina preventiva y salud pública por el Hospital Universitario de Bellvitge (HUB). Según EFE, también es diplomado en Epidemiología y estadística por la Université Pierre et Marie Curie París IV, máster en Atención sanitaria basada en la evidencia por la Universidad de Oxford y máster en Epidemiología y planificación sanitaria por la Universidad de Gales. 


Argimon ha sido consultor internacional en América Latina para la Unión Europea y la Agencia Alemana de Cooperación y es autor de libros y artículos sobre epidemiología clínica, planificación sanitaria y salud pública. En el ámbito profesional ha desarrollado diferentes cargos en el Servicio Catalán de la Salud (CatSalut): entre 2004 y 2008 fue jefe de División de Evaluación de Servicios Asistenciales, y de 2008 a 2012, gerente de Planificación, Compra y Evaluación.


Entre septiembre 2012 y enero de 2016 fue el director de la Agencia de Calidad y Evaluación Sanitarias de Cataluña (Aqua) y desde febrero de 2016 era subdirector del CatSalut. Entre julio de 2020 y mayo de 2021 fue secretario de Salud Pública de Cataluña. Desde el 26 de mayo de 2021 es el conseller de Salud de la Generalitat de Cataluña. 


Retribuciones

La directora Asistencial de Hospitales; la directora asistencial de Atención Primaria y a la Comunidad; el director de Comunicación y Responsabilidad Social Corporativa; la directora de Curas; la dirección de Personas; y la directora de Estrategia y Calidad cobraron 92.062 euros anuales cada uno en 2021. En cambio, el director de Gestión, 101.906 euros; y la directora gerente, antes mencionada, 115.516 euros.


Los siete directores de atención primaria, algo más de 79.100 euros cada uno, al igual que cuatro de los seis directores de centro hospitalario, pero el director del Hospital Vall d'Hebrón, 100.857 euros y la directora del Hospital Universitari De Bellvitge, 105.834Por último, los ocho gerentes territoriales cobraron entre 85.260 y 98.506 euros anuales.


Noticias relacionadas

El sueldo del director de la Agencia Antifrau: casi 148.000 euros brutos en 2021

Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España