miércoles, 07 de diciembre de 2022

​¿Cómo funciona una tarjeta de débito?

Su uso se generalizó especialmente tras la pandemia, cuando se evitaba manipular billetes y monedas

Todos llevamos en la cartera infinidad de tarjetas, muchas de ellas no sabemos ni qué son. Pero hay una especialmente que sí usamos para pagar nuestras compras y ahorrarnos el hecho de tener que llevar dinero en efectivo encima; las tarjetas de débito.


Su uso se generalizó especialmente tras la pandemia, cuando, por tal, de no manipular billetes y monedas, las tarjetas de débito se convirtieron en el mejor aliado de prevención sanitaria. Aún tienen muchos destructores que consideran que al pagar con ella perdemos el control del dinero que vamos soltando.


tarjeta


Existen muchas opciones actualmente para adquirir nuestra tarjeta de débito. Desde plazo.es se nos ofrece una alternativa eficiente que cuanto más la usemos más ahorramos. Sin gastos de mantenimiento, con devolución de parte de los gastos y con opción de pago mediante móvil o Apple/Google Play.


Sus características

Ante la pregunta qué es una tarjeta de débito debe saber que es un tipo de plástico emitido por una entidad financiera y que cuenta con una banda magnética en su reverso, así como con un chip electrónico integrado, que guarda toda la información del titular: nombre, número de cuenta y datos de acceso.


Con la tarjeta de débito podemos realizar cualquier tipo de operación financiera, aunque siempre se nos pedirá una clave o PIN para autorizar dichas transacciones  controlar la salud financiera.


Las tarjetas de débito siempre estarán asociadas a una cuenta bancaria, por lo que requerirán que en dicha cuenta tenga fondos, ya que de lo contrario no será aceptada para la compra. Con este tipo de tarjeta podemos pagar en comercios o retirar efectivo en cajeros, descontando al instante el importe de la operación sobre el saldo total disponible en la cuenta asociada.


¿Sabías que en el mundo hay unos 2.000 millones de tarjetas de débito en circulación?


Ventajas

  • Evita llevar dinero en efectivo encima, lo que nos ahorra espacio en los bolsillos y en la cartera. Además nos aportará mayor seguridad ante robos o descuidos.


  • Al realizar una compra con tarjeta de débito se nos requerirá en el comercio pasar la tarjeta por el dispositivo electrónico y aceptar la cantidad que se indique, ingresando a partir de una cierta cantidad nuestra clave de seguridad. ¡Esto permite tener un mayor control en nuestras compras!

  • Puedes realizar compras en entidades públicas o privadas de todo el mundo.


  • Siempre que tengamos fondos en la cuenta, nos permite el acceso a dinero en efectivo en cualquier momento a través de cajeros automáticos. Con las tarjetas de crédito también podremos extraer dinero, pero se nos cobrará una comisión al adelantarnos ese dinero.


  • Permite realizar pagos sin contacto, a través del teléfono móvil o de un reloj inteligente.


  • Otra de las ventajas de las tarjetas de débito es que nos proporcionan un mayor control sobre los gastos, puesto que podemos revisar en cada momento, con fecha y lugar de la operación, el estado de nuestra cuenta a través de la APP de nuestro banco.


Actualmente está muy generalizado, especialmente entre los más jóvenes, el pago por Bizum, una herramienta de la APP de nuestro banco que une los contactos de nuestro teléfono móvil con nuestra cuenta bancaria, permitiendo realizar transferencias de forma inmediata sin importar la entidad financiera del destinatario.


Tarjetas de débito VS tarjetas de crédito

Todos solemos usar tarjetas en nuestro día a día, pero no sabemos si son de crédito o tarjetas de débito, ya que no entendemos en muchas ocasiones la diferencia entre ellas. ¡Te las explicamos!


  • La tarjeta de crédito permite realizar pagos sin necesidad de tener fondos en la cuenta. De este modo, el banco pone a disposición del titular una cantidad de dinero a modo de crédito. Nos dan de margen hasta el mes siguiente para abonar nuestros gastos, por lo que siempre el titular mantendrá una deuda con el banco. También podría devolverse mediante un porcentaje (cada mes se desembolsa una cantidad) o mediante una cuota fija (pagar una cifra fija establecida ‘revolving’).Con la tarjeta de débito necesitamos tener siempre el saldo suficiente en la cuenta.


  • Pagos financiados. La tarjeta de crédito ofrece la posibilidad de pagar a plazos, es decir, de realizar compras sin desembolsar el importe total en el momento, ya que llevan incluidas la concesión de un crédito por parte del banco. Por tanto el banco se cobrará una serie de intereses de cada operación.


  • La tarjeta de débito es un medio de pago en sí misma y la compra se le descuenta al usuario de su cuenta.


  • Accesibilidad. Cualquier persona puede disponer de una tarjeta de débito mientras tenga una cuenta corriente con fondos. Pero para poseer una tarjeta de crédito el banco estudiará previamente la viabilidad, analizando que el cliente fuese solvente y se le asignará un crédito máximo para su tarjeta.
Más noticias
Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España