viernes, 02 de diciembre de 2022

​Felipe González tardó 10 días en conocer con exactitud cuál era su sueldo público de presidente del Gobierno tras la mayoría absoluta del 28 de octubre de 1982, según El País

Los Presupuestos Generales del Estado de hace 40 años no incluían los datos sobre las retribuciones de los altos cargos

@carlestorrijos

Este viernes se han cumplido 40 años exactos de la primera mayoría absoluta del PSOE de Felipe González. Repitió hazaña en 1986 y en 1989. En 1993 venció al Partido Popular de un joven José María Aznar, pero por mayoría simple, y tuvo que pactar con Jordi Pujol


En 1982 no existía Internet. La Moncloa no tenía página web ni Portal de la Transparencia. Los diputados no estaban obligados a presentar una declaración de bienes y rentas. El Gobierno usaba el BOE como su principal medio de comunicación. Informaba, eso sí, de lo que le convenía, porque el dato de las retribuciones de los altos cargos de la Administración General del Estado, como presidente del Gobierno, vicepresidentes, ministros, secretarios de Estado, subsecretarios, o directores generales, no aparecían recogidos en los Presupuestos Generales del Estado como sí ocurre ahora.


Felipe González 1982

Intervención de González en la noche del 28 de octubre de 1982 (RTVE).


Tenemos que hacer un salto en el tiempo y esperar cuatro años más, 1986, para poder consultar de manera clara, con un estilo y disposición de la información similar al actual (recuadros), las retribuciones de los miembros del Gobierno en las cuentas del Reino. Así, para ese ejercicio se presupuestó un sueldo para González de 8,26 millones de pesetas brutas; para el vicepresidente del Gobierno, 7,76 millones; para los ministros, 7,29 millones: para los secretarios de Estado (entonces cobraban menos que los ministros) 6,84 millones; y para los subsecretarios, 6,2 millones. No tenían derecho a pagas extraordinarias. Ahora los secretarios de Estado, subsecretarios y directores generales sí las cobran. Además, “a los efectos de las pensiones causadas en su favor o en el de sus familiares por exministros y asimilados, se fija el sueldo de ministro para 1986 en 1.791.300 pesetas anuales”.


A presupuestos GE 1986


Resulta curioso que a los directores generales los PGE de 1986 les dediquen dos puntos del artículo 12 sobre las retribuciones de altos cargos, tal y como puedes comprobar en la captura de pantalla. Cobraban un sueldo y complemento de destino y, de manera transitoria hasta que se asignaran los complementos específicos. un incremento del complemento de destino de 2,28 millones de pesetas anuales. En total, un director general percibía 4,88 millones en 1986, una cifra que apenas supera la mitad de lo que ingresaba el presidente del Gobierno. Todo lo contrario que ahora, ya que, gracias al complemento de productividad, un director general estatal puede ganar más que un ministro y, en ocasiones, más que el inquilino de La Moncloa.


Sueldo base y pluses

La información publicada en Internet sobre el dato del sueldo de González al llegar a La Moncloa procede de un artículo sin firmar en El País, con fecha de 31 de diciembre de 1982, y que está disponible para cualquier ciudadano, sin necesidad de rellenar un formulario digital cuya contestación puede demorarse. Se titula “Felipe González,” con el antetítulo “Gente”.


Entonces, sus ingresos estaban fijados en unos seis millones de pesetas. Contando la inflación desde entonces, esa cantidad equivaldría ahora a más de 172.000 euros brutos. Hay que tener presente que el Salario Mínimo Interprofesional estaba fijado en 28.400 pesetas mensuales, unos 171 euros en 1982 y el sueldo medio de un español fue de 1,25 millones de pesetas (unos 7.500 euros). En 2020 fue de 25.165 euros, según el INE (ganancia media anual por trabajador).


A el país


Como si estuviera inacabado o con una transcripción incorrecta, con un inicio de frase en minúscula, lo reproducimos en su totalidad:

presidente del Gobierno, tiene un sueldo base de 105.000 pesetas, más un plus en concepto de dedicación especial que sobrepasa algo las 80.000 pesetas mensuales. En la nómina del presidente se incluye también otro plus de unas 80.000 pesetas en concepto de trabajo cualificado, y otro, más sustancioso, que sobrepasa las 200.000 pesetas, que se encuadra bajo el epígrafe de gastos sociales, sin que nadie pueda especificar muy bien de que gastos se trata.

El propio González tardó diez días en poder averiguar con exactitud a cuanto ascenderían sus honorarios. Tal era la confusión burocrática en torno a su nómina que, en total, asciende alrededor de medio millón de pesetas mensuales. La partida gastos sociales, disfrutada tanto por el actual inquilino de la Moncloa como por sus predecesores, quedó sometida al Impuesto sobre la Renta solamente a partir del pasado mes de septiembre, cuando ya Leopoldo Calvo Sotelo consideraba prácticamente perdido su cargo. González, que ha mantenido encuentros con periodistas en los últimos días, confiesa que el aislamiento que produce la Moncloa no es un tópico, sino una tremenda realidad.


Hace siete años nos hicimos eco del sueldo de González en su último año en La Moncloa. Por otro lado, percibe, como el resto de expresidentes, Zapatero, Rajoy y Aznar, la asignación vitalicia que le corresponde. Sigue congelada en 74.580 euros anuales. En 2020, Maldita.es calculó que González superaría los dos millones de euros recibidos por este concepto, tras percibir esta ‘paga’ durante 24 años, una dotación que creó el durante su mandato. Se estableció en 1983, para un máximo de cuatro años, pero en 1992 se convirtió en vitalicia.

Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España