jueves, 19 de mayo de 2022

​El nuevo líder de los masones españoles es un senador que cobra 4.185 euros brutos al mes y 1.958 libres de impuestos

José María Oleaga es abogado de profesión y lleva 17 años cobrando sueldos públicos en política

@carlestorrijos

José María Oleaga Zalvidea es un senador electo por Bizkaia del PSE-PSOE desde mayo de 2019 que lleva 17 años cobrando sueldos públicos en política. Desde hace tres días se ha convertido en el nuevo líder de los masones en España. Nació en Bilbao en 1963 y se licenció en Derecho por la Universidad de Deusto en 1989. Ha ejercido la docencia como profesor de Contratación Mercantil y Derecho del Seguro en la Universidad de Mondragón. Además, ha asesorado a empresas del sector del transporte y seguros y colabora con el comité jurisdiccional de la Federación Vizcaína de Fútbol.


Hace tres días se dieron a conocer los resultados de unas votaciones telemáticas que duraron 10 días en las que Oleaga ha sido elegido como nuevo gran maestre de la Gran Logia de España (GLE), tal y como informó El Confidencial. Se trata de la organización masónica más grande del país y es la primera vez que un político en activo se presenta y gana. Esto ha causado cierto revuelo, aunque también es de sobra conocido que decenas de políticos han sido o son masones a lo largo de los últimos 200 años de nuestra historia. Oleaga cede el puesto al valenciano Óscar de Alfonso, otro abogado que ha estado 12 años al frente de la GLE.


Txema Oleaga

José María Oleaga.


El primer cargo público electo de Oleaga fue en 1999 como concejal en el Ayuntamiento de Bilbao. Repitió durante varios mandatos, en los que incluso fue candidato a la Alcaldía, hasta 2011. Entre ese año y 2013 fue presidente de Metro Bilbao, coincidiendo, en gran parte, con la presidencia del lehendakari socialista, Patxi López. También fue director de Participación Ciudadana en el Gobierno Vasco y secretario de la Fundación Ramón Rubial. 


Definición y procedimiento de ingreso

La Gran Logia de España es la Obediencia masónica regular en España, y por tanto el cuerpo masónico que mantiene lazos de amistad y reconocimiento con todas las Grandes Logias regulares de todo el mundo. Con ellas comparte los antiguos principios de la Fraternidad masónica universal, así como una Tradición iniciática que explica la extraordinaria vitalidad que la francmasonería aun conserva en nuestros días. Además, la Gran Logia de España es depositaria del legado histórico del Grande Oriente Español —fundado en 1889— que tras su regreso del exilio quedó fusionado con la obediencia.


Un candidato puede estar recomendado por un miembro de la Logia en la cual desea ingresar, o plantear su solicitud directamente a la Logia. Su solicitud es leída en una reunión y pasada a un comité compuesto por dos o tres miembros del Taller, quienes, por separado, entrevistan al peticionario con la finalidad de conocerse mutuamente, aclararle ideas y responder a sus posibles preguntas.


Después del informe de la comisión a la Logia, y si existe una solicitud en firme del peticionario, ésta es sometida a votación por sufragio secreto y universal de los miembros de la Logia y, en caso de ser aceptado, empieza el proceso que desembocará en su Iniciación y su ingreso en la Masonería como un miembro más de la Logia, sin más derechos y obligaciones que aquellos que vengan determinados por el grado masónico.

Sueldo, ahorros y deudas

Oleaga percibe una asignación constitucional básica de 3.050 euros brutos al mes. Como portavoz de la Comisión de Justicia cobra un complemento de 1.134 euros más. En total, 4.185 euros mensuales. Además, como senador por Bizkaia ingresa una indemnización para gastos de manutención y alojamiento de 1.958 euros al mes que está exenta de tributación. Estas tres cantidades se cobran 14 veces al año. Por lo tanto, Oleaga cobrará el doble con una paga extraordinaria completa en junio y diciembre: 8.370 euros brutos y más de 3.916 euros libres de impuestos.


Según su declaración de bienes y rentas presentada en noviembre de 2019 obtuvo unos “honorarios profesionales” de 38.427 euros netos como abogado y 6.240 euros por un “alquiler de oficina” en 2018. Pagó 21.561 euros de IRPF.


Posee una vivienda con garaje y un “local comercial-oficina (50%)” en Bizkaia desde 1995 y 2002, respectivamente. Además, el 2001 adquirió una séptima parte del 50% de un terreno forestal en la misma provincia tras recibir una herencia. Reconoce “varios planes de ahorro y mutualidad de la abogacía” por valor de 150.000 euros “aproximadamente”. En cuanto a las deudas, debe unos 29.000 euros de una hipoteca al 50%.


En febrero de 2021 también presentó su declaración de intereses económicos. Así, entre 2014 y 2019 trabajó en su despacho profesional como abogado “con clientes particulares” y fue secretario del Consejo del Patronato de la Fundación Ramón Rubial Fundazioa, que es un “cargo sin retribución”.


Respecto de las donaciones a asociaciones y similares, abona 10 euros mensuales a la ONG Plan Internacional “en el apartado de educación de niñas en el ámbito de países en vías de desarrollo”. Por otro lado, aunque sin detallar la cantidad, aporta “lo establecido por los órganos de dirección de la organización conforme la condición de afiliado” a UGT/UPTA y al PSOE “la cuota de afiliación fijada en los estatutos del PSOE y la aportación como cargo público establecida en los estatutos y reglamentos del PSOE”.

Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España