miércoles, 25 de mayo de 2022

​A un año del Real Decreto 958/2020, España empieza a cosechar los beneficios resultantes de la reglamentación de los casinos online

Se ofrece un marco regulatorio seguro protegiendo a los menores y a otros grupos vulnerables

@sueldospublicos

Aprobado por el Gobierno español el 3 de noviembre de 2020 y entrado en vigor al día siguiente, el Real Decreto 958/2020 ha sido pensado como un complemento de la Ley 13 del 27 de mayo de 2011. Su propósito era regular el juego de azar previniendo las conductas adictivas y protegiendo a los menores y a otros grupos vulnerables de sus peligros intrínsecos.  

 

El nuevo Decreto se justifica en la urgencia de desarrollar reglamentariamente algunos de sus artículos e, incluso, estar en línea con las directivas de la Comisión Europea del 14 de julio de 2014, orientadas no sólo a proteger a los usuarios sino también a sensibilizarlos. Este momento es también muy oportuno debido al reciente aumento exponencial de actividades comerciales destinadas a promover el juego en línea.


Casino online


A más de un año de su implementación, los beneficios para los residentes en el territorio nacional que decidan acercarse a este sector ya son evidentes. Una prueba de ello es el top 10 de los casinos online en España, que cumplen todos con la normativa vigente.


Aunque este artículo se enfoca en los casinos en línea españoles, cabe subrayar que el Real Decreto interesa también a la versión tradicional de las casas de apuestas y a varias tipologías de plataformas online. Por el contrario, no afecta a las loterías nacionales, a pesar de que se trata de una forma de juego que implica la realización de apuestas monetarias.


Además, las modificaciones introducidas por el Gobierno en 2020 no interesan al juego en sus aspectos legales. Entre ellos se incluyen, por ejemplo, las obligaciones económicas y técnicas de los operadores, el estado de sus licencias individuales y generales o la edad mínima del usuario. Sin embargo, los cambios efectuados interesan en particular a los artículos 7 y 8 de la Ley 13. En cuanto al artículo 7, el Real Decreto 958/2020 se ocupa de aportar modificaciones en los bonos de bienvenida, los patrocinios en los equipos deportivos y el horario de la publicidad en relación con los casinos en línea.


El primer punto es la prohibición impuesta a los casinos en línea de destinar premios a sus nuevos usuarios. Hasta la entrada en vigor del Real Decreto, la mayoría de las casas de apuestas trataban de atraer a nuevos clientes concediéndoles bonos de bienvenida en el momento de su primera inscripción o después de su primer depósito.


En este caso, no era el incentivo en sí mismo el que se consideraba un problema, sino más bien los posibles engaños que a menudo se escondían detrás de él. En particular, se hace referencia a los miles de usuarios que, a causa de la prisa o de una escasa capacidad de análisis textual, acababan con descubrir sólo en un segundo momento que, para tener acceso a esta oferta, era necesario respetar cláusulas posteriores.


Con el segundo punto se ha querido, en cambio, interrumpir totalmente los patrocinios procedentes de cualquier plataforma, casino o casa de apuesta física o en línea a favor de equipos o atletas individuales que practiquen algún tipo de deporte en territorio español. Quitar visibilidad de este modo al juego, según el Gobierno, permite alejar de sus posibles riesgos sobre todo a los más jóvenes, que constituyen el grupo de edad que más se inspira en las hazañas y los mensajes de los que sus ídolos – sobre todo los futbolistas que son particularmente seguidos – se hacen portavoces.


El tercer punto tiene que ver con una drástica disminución de los horarios en los que se admite la promoción publicitaria a través de dispositivos audiovisuales. Mientras que, hasta noviembre de 2020, la televisión y la radio podían emitir anuncios de casinos en línea en cualquier momento, después de esa fecha el horario permitido para ello ha sido limitado a la franja nocturna que va de la 1 a las 5. Al hacerlo, se pretende evitar que la gran parte de la población – los más jóvenes en particular – estén sobreexpuestos a imágenes que, anunciando el juego, podrían hacerlos adictos en algún grado.


En cambio, el artículo 8 de la Ley 13 ha sido reglamentado en el Real Decreto 958/2020 aportando modificaciones que afectan a la aplicación de políticas activas de información y protección de los usuarios. Por ejemplo, se han introducido obligaciones y medidas de prevención, detección y mitigación de fenómenos patológicos como la ludopatía, y se ha reforzado el nivel de cooperación entre los operadores y la administración estatal.


En cuanto al sector del juego, la legislación española ya era sólida antes de la aprobación del Real Decreto 958/2020. Su entrada en vigor, sin embargo, aporta beneficios adicionales a los usuarios de los casinos en línea, que desde hace más de un año se sienten mayormente protegidos e informados sobre los posibles riesgos derivados del juego.


Imagen: Pixabay.
Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España