sábado, 16 de diciembre de 2017
Sueldos Públicos. Transparencia y libertad en la red
Administración General del Estado     Autonomías     Ayuntamientos     Diputaciones     Internacional     Transparencia
​Hasta 35 expresidentes autonómicos viven de la política
De media, cada uno recibe algo más de 80.000 euros al año por pensiones o sus nuevos cargos
Inés Calderón de Anta Inés Calderón de Anta
@ines_calderon
martes, 30 de septiembre de 2014, 07:59
  |  Corregir   |  Comentar

Jordi Pujol


(Hemos actualizado los datos de esta noticia que publicamos el 1 de septiembre).

 

Varias comunidades autónomas continúan pagando a sus expresidentes cuando abandonan el cargo, otras lo hacen en forma de pensión a partir de los 65 años y otras no tienen ninguna medida de este tipo. No obstante, aunque no tengan derecho a recibir una asignación al dejar el cargo, son muchos los que se buscan la vida en el sector público y se eternizan cobrando de la administración. La diversidad de fuentes y cifras demuestra el galimatías al que nos tiene acostumbrado la peor imagen de nuestro sistema autonómico.


De los 69 ex presidentes vivos, la mitad (35) continúa cobrando un salario público. En total, entre pensiones, asignaciones y otras retribuciones cuestan a los contribuyentes 2,6 millones de euros, personal de apoyo aparte.


ANDALUCÍA

La Junta de Andalucía tiene un Estatuto del expresidente desde el año 2005. En esta norma se establece que cuando alcancen la edad de 65 años y cese su actividad laboral, los expresidentes de la Junta de Andalucía tendrán derecho a percibir una asignación mensual igual al 60 por ciento de la retribución mensual que corresponda al ejercicio del cargo de quien ostente la Presidencia de la Junta de Andalucía.


Además, dos de estos han decidido renunciar por ahora a esta pensión y continúan siendo representantes públicos. En total, los cuatro cobran al año 241.078 euros.


Rafael Escuredo y José Rodríguez de la Borbolla, primeros mandatarios de la Junta, tendrían derecho a cobrar esta pensión establecida por el estatuto, que les da derecho a percibir 38.284 euros anuales a cada uno. Manuel Chaves es diputado en el Congreso, una labor por la que recibe 84.950 euros al año. Finalmente, José Antonio Griñán fue designado senador al dejar la Junta y cobra 79.860 euros de la Cámara Alta.


ARAGÓN

Esta comunidad no cuenta con ninguna asignación especial para sus presidentes. Por ello, cuatro de sus cinco ex dirigentes, Santiago Marraco, Hipólito Gómez de las Roces, José Marco Berges y Santiego Lanzuela, no tienen un sueldo público. El último fue diputado hasta hace unas semanas pero dejó el cargo.


Así, el único que recibe un sueldo de la administración es Marcelino Iglesias, que recibe al año 102.254 euros por su labor como senador.


ASTURIAS

Los privilegios de que gozaban los expresidentes quedaron eliminados en febrero de 2014, aunque tres de ellos siguen viviendo de la administración. Es el caso de Antonio Tremín, que cobra 84.950 euros al año como diputado; el de Vicente Álvarez Areces, que recibe lo mismo pero por su trabajo en el Senado; y Francisco Álvarez Cascos, que tiene una retribución de 59.164 euros como parlamentario en Asturias.


Por el contrario, los otros dos exdirigentes asturianos vivos, Pedro de Silva Cienfuegos y Juan Luis Rodríguez Vigil, no cobran de la administración. En total, los expresidentes asturianos cobran al año 229.060 euros.


BALEARES

Baleares es otra de las comunidades que no cuenta con una norma reguladora de los dirigentes que cesan en el cargo. De los cuatro expresidentes de la comunidad, sólo Francesc Antich, senador, cobra un salario público. Recibe al año 79.560 euros al año. Por el contrario, Gabriel Cañellas, Cristofol Soler y Jaume Matas, no cobran nada de la administración.


CANARIAS

La comunidad tampoco tiene estatuto para sus expresidentes, aunque tres de ellos siguen cobrando un sueldo público, que suman 215.252 euros. Jerónonimo Saavedra continúa trabajando para Canarias como diputado del Común (defensor del pueblo), una labor por la que cobra 51.934 euros.


Además, Fernando Fernández Martín, candidato del PP a la alcaldía de La Laguna, recibe unos 111.000 euros como asignación por acabar de dejar el Parlamento Europeo. Román Rodríguez, diputado en el Parlamento canario, cobra otros 51.934 euros. Por su parte, Lorenzo Olarte y Manuel Hermoso no cobran del sector público.


CANTABRIA

Los primeros expresidentes de Cantabria no reciben ninguna asignación pública. José Antonio Rodríguez, Jaime Polanco y Juan Hormaechea (éste último inhabilitado durante años) no tienen ninguna asignación. Por su parte, José Joaquín Martínez Sieso cobra unos 96.000 euros como presidente de la Autoridad Portuaria de Santander, mientras que Miguel Ángel Revilla recibe 62.283 euros como líder del PRC en el Parlamento de Cantabria.


CASTILLA Y LEÓN


Aunque esta comunidad no tiene ninguna asignación para sus ex presidentes, estos han sabido colocarse muy bien. Sólo dos, Demetrio Madrid no cobra de la administración. Por su parte, José María Aznar percibe 71.393 euros al año por ser ex presidente del Gobierno.


Jesús Posada es el actual presidente del Congreso de los Diputados, una labor por la que cobra 188.974 euros. Juan José Lucas, vicepresidente del Senado, tiene un sueldo de 116.546 euros al año.


Finalmente, Constantino Nalda, es miembro del Consejo Consultivo de la comunidad, pese a haber sido presidente algo menos de un año. Esta labor conlleva una retribución igual que la de los consejeros autonómicos, es decir, unos 70.000 euros al año. Entre los cuatro, las AAPP desembolsan al año casi 450.000 euros cada ejercicio.


CASTILLA-LA MANCHA

Durante la presidencia de José Bono, la Junta de Castilla-La Mancha estableció la posibilidad de poner en marcha una oficina para los expresidentes autonómicos. Según la prensa, la comunidad llegó a pagar hasta 160.000 euros al año a Bono por su oficina de expresidente y sus ayudantes. Sin embargo, hace unos meses, María Dolores de Cospedal decidió eliminar estos privilegios.


El otro ex presidente autonómico, José María Barreda, que renunció a las ventajas de expresidente, sigue siendo político. En concreto, es diputado, por lo que cobra 84.950 euros al año.


CATALUÑA

Pocos meses antes de que dejara la presidencia de la Generalitat, Jordi Pujol rubricó el decreto que contenía el Estatuto del expresidente, por el que otorgaba a sí mismo y a sus sucesores en el cargo la posibilidad de recibir una asignación equivalente al 80 por ciento del salario del presidente durante la mitad del tiempo que se mantuvo en el cargo. Posteriormente, una vez cumplidos los 65 años, tendrían derecho a una pensión equivalente al 60 por ciento del salario del presidente. En los últimos 11 años, esta norma ha permitido a Pujol cobrar 1,2 millones de euros hasta que renunció a ella este verano.


No obstante, este estatuto sí sigue en vigor para otro de los expresidentes autonómicos: Pasqual Maragall, que recibe 109.467 euros al año como asignación. El otro ex mandatario, José Montilla, ha renunciado a esta retribución, aunque cobra 105.314 euros por su escaño en el Senado.


COMUNIDAD VALENCIANA

La Generalitat Valenciana estableció en 2002 que sus expresidentes tendrían una oficina de apoyo, con chófer y secretaria, y, además, podrían ser miembros del Consell Juridic Consultiu. De los cuatro ex presidentes autonómicos, sólo uno, Francisco Camps, ha optado por ello. Su puesto en el consultivo autonómico le permite ganar 49.629 euros al año.


Además de Camps, el socialista Joan Lerma también sigue en política y recibe 82.100 euros al año por su labor como senador. Eduardo Zaplana, por su parte, dejó la política hace unos años para hacer lobby a favor de Telefónica en Bruselas, mientras que José Luis Olivas fue presidente de Bancaja y, posteriormente, vicepresidente de Bankia. Tras la quiebra de la entidad, ha dejado todos sus cargos.


EXTREMADURA

La Junta de Extremadura aprobó en 2007 una norma para regir el destino de los expresidentes de la comunidad . En ella, se establecía una asignación equivalente al 80 por ciento del salario del presidente autonómico durante la mitad del tiempo que ha permanecido en el cargo. A partir de los 65 años, tienen derecho a una pensión del 60 por ciento de la retribución del presidente.


Juan Carlos Rodríguez Ibarra tiene derecho, por esta ley, algo más de 61.000 euros al año hasta 2019, pero ha renunciado a ello. El otro expresidente autonómico, Guillermo Fernández Vara, recibe 58.047 euros al año por ser el líder de la oposición en el Parlamento de Extremadura.


GALICIA

La Xunta de Galicia tiene establecido que los expresidentes puedan cobrar dos años de sueldo y, además, ser miembros del Consejo Consultivo de la comunidad. Esta opción ha sido la elegida por los tres ex presidentes vivos de la Xunta: Gerardo Fernández Albor, Fernando González Laxe y Emilio Pérez Touriño. Cada uno de ellos, tiene una retribución anual de 68.432 euros.


MADRID

La Comunidad de Madrid da derecho a sus expresidentes a formar parte del Consejo Consultivo. Es el caso de Joaquín Leguina, que acaba de renovar en el cargo, lo que le permite tener un salario de unos 87.000 euros. Además, otro expresidente, Alberto Ruiz Gallardón, recibe 69.981 euros al año como ministro de Justicia.


La tercera ex presidenta, Esperanza Aguirre, decidió abandonar la política para dedicarse al sector privado y ahora trabaja para la empresa Seeliger y Conde.


MURCIA

Esta comunidad no tiene establecido ningún tipo de privilegio por ser expresidente. Así, Andrés Hernández, Carlos Collado y María Antonia Martínez no tienen ninguna retribución pública. Por su parte, Ramón Luis Valcárcel cobra unos 111.000 euros como eurodiputado, un cargo para el que fue elegido en mayo de este año.


NAVARRA

Navarra da derecho a percibir una asignación equivalente al sueldo del expresidente durante un máximo de cuatro años. Actualmente, ninguno de los exmandatarios, Juan Manuel Arza, Jaime Ignacio del Burgo, Gabriel Urralburu, Juan Cruz, Javier Otano y Miguel Sanz, lo cobra. No obstante, este último es presidente de la empresa semipública Audenasa.


PAÍS VASCO

Euskadi reserva a sus expresidentes la posibilidad de cobrar hasta un 50 por ciento del sueldo de lehendakari a partir de la jubilación. Además, tienen derecho durante dos años a tener una oficina, con secretaria y chófer. Los dos primeros lehendakaris, Carlos Garaikoetxea y José Antonio Ardanza, reciben 48.500 euros al año por estos privilegios.


Juan José Ibarretexe es el único que no tiene una retribución pública y que Patxi López cobra 68.500 euros como representante en el Parlamento Vasco.


LA RIOJA

La comunidad establece para sus expresidentes una indemnización de 45 días por cada año como presidente, con un límite de cuatro años. Sin embargo, ahora mismo ninguno de los exmandatarios lo recibe. De hecho, Rodríguez Basulto, José María de Miguel y Joaquín Espert han dejado la política. Por su parte, José Ignacio Pérez es el presidente regional del PSOE, por lo que cobra 39.166 euros al año, según el propio partido


Cuadro expresidentes



 
 
Comentarios
Escriba su opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Más noticias
Dejará de cobrar 4.000 euros brutos al mes por aceptar unas vacaciones pagadas en Punta Cana
Hasta 150.000 euros brutos anuales por dirigir el Palau de les Arts de Valencia
Más números para desmantelar el entramado del procés
​Un asesor del Gobierno Vasco cobró 6.500 euros brutos por 10 días laborables de trabajo en 2016
El sueldo del coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi
Lotes de Espanya
Diario Siglo XXI, medio colaborador de Sueldos Públicos
Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
    ® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España
Sueldos Públicos. El primer diario que informa del salario de los políticos en España Siglo XXI. Diario digital independiente, plural y abierto Viajes y Lugares - Descubriendo el encanto del mundo Display. Revista sobre el mundo de la telefonía móvil Tienda Siglo XXI. Smartphones y tabletas Grupo Siglo XXI Grupo Siglo XXI